La guía de Europa en español

Puntos de interes de Ljubljana, capital de Eslovenia

Puntos de interes de Ljubljana, capital de Eslovenia

Ubicado en el centro de una cadena de hermosas montañas, la capital de Eslovenia parece haber salido de un cuento de hadas. En perfecto estado de conservación de edificios históricos y calles decoradas con flores, Ljubljana fascina a cada paso. Eche un vistazo a nuestras fotos y consejos, conocezca los mejores lugares para comer y alojarse y aprenda más sobre una de las ciudades más bellas de Europa del Este.

 

 


Con una población de sólo 250.000 personas, Ljubljana tiene ese encanto que es único de las ciudades pequeñas.

Rodeado de hermosas montañas y zonas verdes, la capital de Eslovenia consigue juntas lo más bello de la naturaleza con una arquitectura simple y colorida, al tiempo que cuenta la sofisticación y la seguridad de una capital europea.

Debido a la gran cantidad de turistas y la población estudiantil de la ciudad, el clima es siempre muy animado, y puede encontrar a la gente divirtiéndose en bares y restaurantes de las calles principales cualquier día de la semana.

 

Qué se puede ver en Ljubljana

 

Ljubljana tiene un gran número de museos y teatros, incluso superior a la media europea. Pero es en las calles donde usted se divertirá más, disfrutando del hermoso paisaje que se puede ver desde lo alto de las colinas alrededor de la ciudad, los colores de sus calles y probando la deliciosa gastronomía que ofrecen los restaurantes de alta calidad.

Debido al pequeño tamaño de la ciudad, una visita de 24 a 48 horas puede ser más que suficiente para ver la mayoría de las atracciones de Ljubljana. Decidimos ir a visitarla en coche por Europa del Este, más específicamente entre Budapest y Zadar, en Croacia. Con las carreteras de alta calidad que unen Hungría con Eslovenia, el trayecto entre Budapest y Liubliana dura sólo cuatro horas y ofrece bellísimos paisajes. Explicaremos más sobre dicho trayecto al final del artículo. Eche un vistazo a las principales atracciones de Ljubljana:

El centro
La parte central de la ciudad es el área que rodea la plaza Preseren, donde podrá ver la hermosa iglesia Fransciscana (Franciscan Church) y otros edificios, además de Tromostovje (Triple bridge) o Triple Puente, hecho con las piedras de un antiguo puente de la ciudad, del año 1842. El Tromostovje es aún más hermoso por la noche y ofrece al visitante una gran puerta de entrada a la Ciudad Vieja.

 

 

Vodnikov Square (Plaza de Vodnikov)

Esta plaza fue creada después de que un terremoto asolara la ciudad en 1895. Los arquitectos se aprovecharon de la destrucción de algunos edificios para dar cabida a un nuevo mercado , que puede verse hoy en día. Frente al monumento que se encuentra en la plaza, encontrará un camino que conduce hasta la cima de la colina donde se alza el castillo de Ljubljana, la mayor atracción de la ciudad.

Ljubljanski Grad (Castillo de Ljubljana)

Al mirar hacia arriba, desde cualquier punto de la ciudad, es imposible no ver la enorme estructura que se asienta sobre la colina en el centro de Ljubljana. El lugar donde hoy se levanta el castillo fue ocupado por los romanos cuando pasaron por esta ciudad, y se cree que la estructura del castillo ha existido desde el siglo IX.

Recuerde que hay dos caminos que conducen al castillo. El acceso principal, a través del centro de la ciudad, no ofrece buenas vistas durante el ascenso. Sin embargo, hay otro camino que es algo más largo, pero ofrece unas vistas espléndidas de Ljubljana, y vale la pena el ascenso. Para encontrar este camino, debe girar a la derecha y camine por la parte izquierda (con la iglesia de los Franciscanos a su espalda) para encontrar la calle Reber al lado izquierdo. Gire en esta esta calle y siga recto hasta el punto donde la calle Reber se convierte en Osojna Pot, y luego suba por esta calle y siga las señales que indican el camino hacia el castillo. Disfrute de los hermosos paisajes durante el ascenso y continúe hasta la entrada del castillo. Al final, hay algunos bancos donde sentarse a descansar después de la subida. Vale la pena!

El castillo dispone de un bar con varias mesas en el jardín, y puede aprovechar para tomar una copa disfrutando de la belleza del lugar. Si le apetece explorar, busque la entrada del bar (una estructura de vidrio en el lado izquierdo del jardín) y se sorprenderá de la barra construida bajo tierra, literalmente en la roca. La decoración del lugar es un poco extraña, con vestiduras blancas colgadas en cjaas de cristal, pero super sofisticado.

También en el castillo, se puede subir a la torre principal, pagando solo tres euros. Desde arriba, podrá contemplar unas inolvidables vistas de Ljubljana, más allá de las montañas que rodean la ciudad. Hay varias opciones de entradas, y si quiere pagar menos, no olvide preguntar por el billete que permite el acceso sólo a la torre de observación. A la hora de regresar, si usted está muy cansado (a), puede tomar el funicular para bajar la colina. Busque las señales a la entrada de la estación en el interior del castillo y baje la colina en esta máquina super moderna. El billete cuesta 1,50 euros.

Rotovz (Ayuntamiento)

El Ayuntamiento de Ljubljana está en el mismo lugar desde el año 1484 y se encuentra en una encantadora calle, con varios edificios y tiendas interesantes, además de la hermosa fuente de Hércules y Narciso, que está cerca.

El edificio ha sido renovado varias veces a través de los siglos, y gracias a la hermosa arquitectura puede hacer grandes fotos. Si tiene tiempo, entre dentro del Ayuntamiento y compruebe si hay alguna exposición, como de costumbre.

 

 

Dónde comer en Ljubljana

 

Sólo tuvimos la oportunidad de comer en dos restaurantes, uno situado en el río – en el corazón de la ciudad – y el otro en nuestro propio hotel.

El primero fue el Zlata Ribica, un restaurante típico de comida eslovena con fusiones europeas. El restaurante tiene una ubicación privilegiada en el río, y cuenta con una enorme área al aire libre con varias mesas, donde, durante el verano, usted puede sentarse y disfrutar de la belleza de la ciudad.

La comida en el Zlata Ribica no es la más barata, pero no se arrepentirá si decide comer allí. Prueba el Game Fillet with cranberry sauce o carne de venado servida con bacon y strukljie , una deliciosa pasta eslovena hecha con queso. La salsa de cranberry completa el plato maravillosamente. Precio: € 21.50 (alrededor de. R$ 46,65).

El City Hotel, donde nos alojamos, tiene un moderno restaurante que sirve comida de alta calidad en porciones generosas y a precios más bajos de lo que encontrará en la mayoría de los restaurantes del centro de Liubliana. La mejor opción es el menú del día, una comida completa con entrante, plato principal, postre, y el precio de sólo € 16.00. Hay dos opciones de entrante, tales como sopa risotto de champiñones o sopa de verduras y una selección de tres platos principales (pollo, pescado o carne), todo servido con una enorme porción de ensalada. El hotel ofrece habitaciones muy cómodas y con una buena ubicación, a pocos minutos del centro histórico de la ciudad. Para consultar precios y disponibilidad del hotel, haga clic aquí .
haga clic aquí.

 

 

Cómo llegar a Ljubljana

 

Ljubljana es fácilmente accesible en coche o en avión. El viaje en coche desde aqui a Budapest, por ejemplo, son 4 horas y 30 minutos y entre Viena y Ljubljana, 3 horas y 40 minutos. Viajamos en coche desde Budapest durante el fin de semana y no tuvimos que pagar peaje. Nos detuvimos justo al cruzar la frontera, en primer lugar por la inmigración procedente de Hungría y, poco después, la inmigración de Eslovenia, que comprobaron nuestros pasaportes rápidamente, sin ni siquiera pedirnos el carnet de conducir . Las carreteras están bien señalizadas y son bastante nuevas, y la M7 – que es la carretera principal que conecta Budapest y Ljubljana – tiene una gran cantidad de carriles que permiten viajar con una velocidad constante y es muy segura. Puede ir de una ciudad a otra, simplemente siguiendo las señales, pero si no, puede utilizar el GPS, que hace que viajar sea muy fácil y evita la pérdida innecesaria de tiempo.

Alquilamos nuestro coche durante siete días a un buen precio (sólo 220 euros) a través de RentalCars.com, un socio de Planeta Europa. Haga clic aquí para ver la página.

Cómo llegar a Ljubljana en tren es un poco más complicado, ya que probablemente tendrá que cambiar de tren en otras ciudades como Maribor o incluso Viena, ya que los trenes directos son poco comunes.

El acceso en avión es más fácil, con vuelos directos desde varias capitales europeas como París y Londres. Visite nuestro socio, Rumbo, para ver los mejores precios.

Lee mas:

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deixe um comentário

Pinterest
Email