La guía de Europa en español

Los mejores tours y puntos de interés de Milán

Los mejores tours y puntos de interés de Milán

Se dice, en Europa, que Milán no es tan bonito o interesante como otras ciudades de Italia… mentira! La capital financiera del país es impresionante y va mucho más allá de su famosa catedral. Como dice un proverbio italiano: “Roma es la mujer experimentada con belleza y dones obvios, y Milán, es una mujer joven y tímida con una belleza que se descubre con calma y con tiempo.” Así que si realmente quiere saber cuáles son las joyas de Milán debe saber cómo descubrirla. Con una gran cantidad de hermosas iglesias, parques, plazas y palacios, Milán tiene un encanto único y es una de las más vibrantes ciudades del continente. Eche un vistazo a nuestros consejos y fotos y aprenda cuáles son las mejores atracciones y lugares de interés en Milán.

 

Algunas cosas importantes que debe saber para planificar su viaje a Milán:

- Los principales atractivos turísticos de Milán se encuentran dispersos por toda la ciudad. Por lo tanto, es una buena idea comprar una tarjeta para coger el metro, que es muy moderno, está bien señalizado y es fácil utilizarlo. Un billete para un día de viajes ilimitados en el metro cuesta sólo 4,50 euros y durante dos días, sólo 5,50 EUR. Otra forma popular de conocer la ciudad es a bordo de los autobuses panorámicos. El trayecto es narrado en español, y el autobus pasa por todos los lugares de interés, con paradas libres en las áreas que le interesan. La excursión se ofrece a través de nuestra asociación con Viator, uno de los mayores operadores turísticos del mundo. Haga clic aquí para visitar la página web.

- Una de las mejores maneras de conocer Milán y sus alrededores es en coche, ya que hay muchos lugares de interés fuera de la ciudad. Si usted está pensando en alquilar un coche durante su visita a Italia, asegúrese de echar un vistazo a las ofertas de RentalCars, nuestro socio. Haga clic aquí para ver los precios.

Ahora vamos a lo importante: los mejores tours y lugares de interés turístico de Milán

 

Parco Sempione

El parque más grande en el centro de Milán es hermoso y está lleno de atractivos. Hay lagos, un jardín del siglo XVIII y hasta un hermoso castillo! La mejor forma de conocer este lugar es dando una vuelta por sus alrededores, y conociendo sus principales atracciones, como la Torre Blanca y el Castillo Sforzesco, de los que vamos a hablar con más detalle a continuación.

Cualquier día de la semana se pueden ver milaneses practicando footing y otros deportes en los senderos del parque, o paseando a sus perros, así como a los turistas y sus cámaras, maravillados por la belleza del lugar. Dentro del parque Sempione se encuentran también la Biblioteca de Milán y el Museo del Diseño. El interior del parque es muy bonito porque hay un pequeño lago con un puente súper romántico, perfecto para las fotos. Sin duda, una de las mejores atracciones turísticas en Milán.

 

 

Castillo Sforzesco

El Castillo Sforzesco es una impresionante estructura, posiblemente, el punto turístico más interesante después de la Catedral de Milán. Con una historia que data del siglo XIV, Sforzesco fue construido para proteger a la familia que gobernó el ducado de Milán en ese momento, cuando el castillo era una de las ciudadelas más grandes de Europa! No olvide dar una vuelta completa alrededor y admirar toda la grandeza del lugar antes de entrar en él. Hay tres puertas de acceso, la entrada principal tiene una fuente que es ideal para refrescarse en los días calurosos.

El castillo tiene una historia fascinante, y fue una parte muy importante en la batalla por Milán durante varios siglos, y ha estado dominada por varios países extranjeros, entre ellos España y Francia. La entrada al castillo es gratuita , por lo que puede conocer su patio interior sin pagar nada. Si desea visitar los numerosos museos que se encuentran dentro (algunos albergan las colecciones de arte más importantes de Milán) se le cobrará una entrada de sólo 3 euros. ¡Oh, no deje de visitar el castillo por la noche. La iluminación, sin importar la época del año, es muy especial.

 

 

Ahora puede comprar entradas para diversos paseos en Milán a través de nuestra asociación con Viator, uno de los mayores operadores turísticos del mundo. Aún mejor, el servicio es en español! Haga clic aquí para visitar la página web.

 

Torre Blanca

La Torre Blanca se encuentra también en el parque Sempione, cerca del Museo del Diseño en Milán. La estructura de acero es de 102 metros y fue construida en 30 años, y después de pasar por un proceso de restauración en los años 70, al añadir el ascensor a la planta de observación, se convirtió en un punto turístico muy visitado de la ciudad. La torre ofrece una vista panorámica de 360 grados de la ciudad, y cuando hace buen tiempo, es posible ver los límites de la ciudad y la hermosa catedral e impresionante en la distancia, además de muchos otros lugares de interés de Milán. Al llegar a la torre, intente conocer al simpatiquísimo Daniel, responsable de la torre (que además ha visitado Brasil en varias ocasiones), y que probablemente le podrá llevar hasta la cima. El paseo cuesta sólo cuatro euros y dura unos 30 minutos. ¡Oh, asegúrese de ver el club que se encuentra al pie de la torre que pertenece al diseñador Roberto Cavalli!

 

 

Porta Sempione

La puerta de Sempione es una plaza que tiene uno de los arcos más bellos de toda Italia, el Arco de la Paz (Arco della Pace) y actúa como “puerta de entrada” al Parque Sempione. La estructura está hecha de varios materiales, como mármol, bronce y madera, y una gran cantidad de detalles impresionantes. El lugar donde se encuentra el Arco de la Paz marca el inicio de la Strada del Sempione, que forma parte de un antiguo camino, todavía en uso hoy en día, que une Milán y París. La zona ofrece un espacio interesante para relajarse y disfrutar de la belleza del monumento. Cuando sucede la Milan Fashion Week, diseñadores, Roberto Cavalli, en particular, realizan sus desfiles aquí.

 

 

Duomo

El Duomo se puede considerar el corazón de Milán. Además de marcar el centro absoluto de la ciudad, aquí se encuentra la hermosa iglesia donde todo sucede. La plaza alrededor de la catedral es enorme y, en las inmediaciones del templo hay varios restaurantes, bares y tiendas, además de la famosa Galleria Vittorio Emanuele, de la que hablaremos con más detalle a continuación.

El Duomo de Milán es la catedral de la ciudad y la más grande de Italia! Las dimensiones y el diseño de esta iglesia gótica de gran belleza son simplemente impresionantes, además de su color, ya que la fachada es casi enteramente de mármol blanco. El aspecto actual de la catedral no es el original, ya que se hicieron varias modificaciones a lo largo de su historia, la más famosa de ellas fue encargada por Napoleón Bonaparte durante la invasión francesa. La gran riqueza de detalles es impresionante, debido a las figuras religiosas que aparecen en todo el edificio, así como en la parte superior de las agujas de las iglesias.

El techo de la catedral es muy famoso por sus terrazas donde se pueden tener unas magníficas vistas de Milán y poder ver desde más cerca los detalles de la parte superior de la construcción. Los precios de las entradas con el ascensor cuestan 8,00 EUR, y subiendo por las escaleras, 5,00 EUR.

Ofrecemos en asociación con Viator un tour de medio día con guía en español, que incluye la visita a la Catedral a la obra maestra de Da Vinci, “La Última Cena”, con todas las entradas. Haga clic aquí para obtener más información.

 

 

Galleria Vittorio Emanuelle

La Galleria Vittorio Emanuelle es un deleite para los ojos. Construido en 1865, complementa el paisaje del Duomo, y es uno de los lugares más concurridos en el centro de Milán. En su interior se encuentran varias tiendas de renombre mundial, restaurantes italianos y una arquitectura impresionante! Es donde los turistas y milaneses ricos van a ver y a ser vistos. Los precios de las tiendas y de los restaurantes de la galería son bastante altos, pero si su presupuesto lo permite, permítase el lujo de sentarse en uno de los cafés o restaurantes y absorber toda la clase de lugar. No se olvide de ver los mosaicos que decoran el techo, además de ser hermosos, tienen un significado, y representan los continentes de África, Europa y América. La Galleria Vittorio Emanuelle ofrece un bello espectáculo por la noche cuando está totalmente iluminada.

 

 

Iglesia de San Ambrogio

Esta iglesia es una de las principales atracciones de Milán, y, sin duda, debe estar en su guión de visitas. La Iglesia de San Ambrogio data del año 800 y es uno de los edificios más bellos de la ciudad antigua. Si usted ha visitado las iglesias de otras regiones de Italia, se dará cuenta de que el estilo de la mayoría de las iglesias de Milán es muy diferente de otras partes del país. La iglesia de San Ambrosio tiene un aspecto rústico, y mucho menos elaborado que los de las iglesias que se encuentran en Venecia y Roma, a causa de sus ladrillos aparentes de color naranja y sus columnas romanas. El patio tiene columnas de piedra que se unen con el resto de la estructura y causan un efecto muy interesante. Usted puede visitar el interior de la iglesia sin pagar nada. El interior de San Ambrogio también está adornado con columnas de piedra y arcos que se unen con el techo del templo.

 

 

Basílica de San Lorenzo Maggiore

Los alrededores de la Iglesia de San Ambrogio son una de las mejores atracciones turísticas de Milán , está llena de bares y lugares interesantes para comer. La hermosa Basílica de San Lorenzo Maggiore domina el paisaje de la zona y se renovó en el siglo XVI, y algunos registros del estado afirman que la construcción de la primera iglesia en ese lugar se inició alrededor del año 370. La basílica está adornada por una hilera de columnas romanas originales, formando una espectacular vista en combinación con el edificio.

Siéntese y disfrute del paisaje y de las bellezas que se pasean por la zona, ya que parece ser popular entre los jóvenes amantes de la moda.

 

 

Parco delle Basiliche

Cruzando el pórtico situado en Corso di Porta Ticinese, llega a la Parco delle Basiliche, que se considera uno de los principales lugares de interés turístico de Milán . El parque fue llamado así por su proximidad a las iglesias, San Lorenzo, mencionada anteriormente, y Sant Eustorgio, la iglesia más antigua de Milán, construida en el siglo IV, y la mayor atracción turística en la zona. El parque en sí no es muy interesante en términos de belleza natural, por lo que la iglesia de Sant Eustorgio se considera su principal atractivo, así como bares, restaurantes y la zona de tiendas.

La historia de la Iglesia es muy interesante, y, según la leyenda, el lugar donde se construyó fue elegido debido a que los animales que cargaban con las carrozas portadoras de los restos mortales de los Reyes Magos, traídos de Constantinopla por San Eustorgio, se pararon allí y ya no se movieron más. Después de siglos de ser guardados en esta iglesia, las reliquias fueron llevadas por el emperador romano Federico Barbarroja a Colonia, Alemania, donde están hoy.

 

 

Navigli

Uno de los secretos bien guardados de Milán, es la zona de Navigli, un lugar lleno de bares de moda y restaurantes, ubicado en las orillas de uno de los canales más famosos de Milán, Navigli. Los encantadores edificios de la zona, junto con el hermoso canal, con bares y mesas en las aceras, forman un paisaje muy especial, ya sea de día o de noche, y crean un clima único.

Milán es famosa por una costumbre típica de allí, el “aperitivo”, una especie de happy hour donde todo el mundo toma una copa y prueban algunos platos deliciosos. Navigli es el mejor lugar para imitar esta costumbre, todo ello en un ambiente relajado y elegante. Lo mejor de todo es que usted sólo tiene que comprar un cóctel o una copa, por lo general por un precio de entre 8 y 10 euros, y comer todo lo que quiera! Son aperitivos variados que se sirven estilo buffet en una mesa, y puede repetir cuanto usted quiera. No está mal!

 

 

Cavallo di Leonardo da Vinci

El Caballo de Leonardo da Vinci era una escultura creada por el genio italiano, a petición del duque de Milán y que nunca se completó. Sólo el modelo de arcilla fue acabado mientras que el maestro aún estaba vivo, y el original fue destruido por los soldados durante la invasión francesa de Milán La estatua que se puede ver hoy en día en la ciudad es una creación del siglo XX, que se basa en los dibujos de caballos que dejó Leonardo da Vinci.

Esta atracción turística de Milán se encuentra en el hipódromo de la ciudad, que está bastante lejos del centro, pero se puede llegar fácilmente en metro. Hay mucho que ver en la zona – aparte del caballo – pero caminar desde la estación de metro a la entrada de la pista de carreras es un camino bastante largo. A menos que sea un fanático (a) del trabajo del gran genio, probablemente saldrá de allí pensando que el largo viaje no valió la pena!

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deixe um comentário

Pinterest
Email